Prepárate para el vuelo

El vuelo en tándem es con un parapente biplaza, y lo pueden realizar desde niños hasta gente mayor, no hace falta estar en una forma física especial. ¡Anímate!

  • Se aconseja llevar ropa cómoda y durante el vuelo algún forro polar o chaqueta, sobretodo en temporada otoño-invierno, respecto al calzado botas de montaña o en sustitución zapatillas deportivas, nosotros te facilitaremos los guantes y el casco.
  • La subida la podemos realizar con nuestro vehículo (consultar tarifas), quedando con el pasajero en pueblo cercano o en el propio aterrizaje de la zona. Si nosotros nos encontramos en el despegue porque estamos realizando otros vuelos, será el pasajero quien suba con su propio vehículo (no hay problema por que está todo bien indicado y la pista está en buenas condiciones).

    Durante la subida, alrededor de 15-20 minutos, disfrutaremos de una bella vista de la zona y, con un poco de suerte, podremos ver diferentes aves y algún que otro animalito.

  • Cuando nos encontremos en el despegue, prepararemos el parapente biplaza, te daremos unas breves instrucciones de despegue y aterrizaje y nos vestiremos con la ropa de vuelo.

    Si quieres llevar cámara fotográfica o de vídeo, te explicaremos como manejarla durante el vuelo para que, siempre, puedas tener esos recuerdos inolvidables.

    Nos colocaremos las sillas (se ponen como una mochila a la espalda) y nos cerraremos los cierres de seguridad, el pasajero va sujeto delante y el piloto detrás, y lo único que te pediremos es que corras… y a ¡¡VOLAR!!

  • Durante el vuelo se tienen sensaciones de deslizamiento,de suavidad, de seguridad y facilidad. A los pocos minutos la preocupación por lo desconocido desaparece y pasamos a disfrutar con plenitud del momento.

    Si las condiciones lo permiten, y siempre que el pasajero lo desee, podremos aprovechar las térmicas (corrientes de aire), para subir y ganar unos metros y así prolongar el vuelo básico, que suele ser de unos 20-30 minutos, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

    En vuelo podremos hablar,saludar,hacer fotos,te mostraremos los difentes pueblos,montañas, aves,etc…

    Y para una buen descarga de adrenalina y para los pilotos más atrevidos, también podremos realizar alguna que otra maniobra más radical.

  • Te avisaremos cuando vamos a aterrizar, nos estiraremos en las sillas para ponernos de pie y, exactamente como hicimos en el despegue, nos prepararemos para correr.

    Si el despegue es fácil, el aterrizaje todavía es más sencillo.

    Es en este momento cuando el pasajero suele vivir momentos de euforia por la sensación placentera y ralajante que ha experimentado volando, y hay que decir que, una vez aterrizados, casi todos los pasajeros desearían haber volado más tiempo o quieren repetir.